cabecera

ESTUDIO DEL ANTIGUO EGIPTO EN CHILE













Por Sofia Sáez
Gentileza: Instituto Uruguayo de Egiptología

SU EVOLUCIÓN DESDE EL IMPERIO ANTIGUO
HASTA EL IMPERIO NUEVO

Introducción a la Arquitectura


La arquitectura egipcia es, en el contexto de la historia general de la humanidad, uno de los ciclos arquitectónicos más largos y con menos influencias exteriores; tanto es así que durante los casi treinta siglos de su trayectoria histórica, apenas se registran en ella cambios de importancia. Esto se debió a dos hechos fundamentales: uno, de índole geográfica (Egipto, - por su situación estratégica - se mantuvo excluido de las influencias exteriores, comerciales, culturales y religiosas, que se desarrollaron en los pueblos alrededor del Mar Mediterráneo). El otro, de carácter religioso y social: la religión en Egipto tampoco tuvo cambios significativos a los largo de esos tres milenios y su rigidez condicionó la vida de su pueblo. El objetivo básico fue garantizar la vida en el más allá, circunstancia de la que se derivó una doble consecuencia arquitectónica: la primera sería la obsesiva preocupación mostrada por las clases privilegiadas en garantizar la preservación del cuerpo humano y de los objetos que deberían acompañarlo en su viaje hacia el más allá, y la segunda, la práctica ausencia de edificios rituales o destinados a la liturgia colectiva.

Tipologías Simbólicas


En el Antiguo Egipto se desarrollaron dos de las tipologías relativas a la arquitectura pública para honrar al dirigente (edilicias). Éstas son las pirámides y las salas hipóstilas que, a pesar de ser muy diferentes, comparten una serie de características sustanciales que contribuyen a la identificación de este singular repertorio arquitectónico : una ,la capacidad expresiva de ambos tipos, unida a un elevado nivel de abstracción (especialmente en la pirámide), forma pura en su elemental geometría , otra su escasa entidad arquitectónica. La manifestación de tales características se traduce :

* EN LA PIRÁMIDE, por la ausencia casi absoluta de espacio interior, limitado a una caverna de muy pequeñas dimensiones, excavada en el interior de la gigantesca masa edificada; y destinada sólo a contener el cuerpo del difunto junto con los objetos y enseres que debían acompañarlo en su viaje al más allá.

* EN LAS SALAS HIPÓSTILAS, su fin era tener un espacio para albergar el misterio, prácticamente prohibido al acceso de los fieles, y los innumerables soportes estructurales que irrumpen en el interior, restan entidad arquitectónica a estas salas.

Arquitectura Funeraria Monumetal


LA PIRÁMIDE COMO ARQUITECTURA FUNERARIA MONUMENTAL.
El primer aspecto que hay que destacar en las pirámides egipcias, son sus colosales dimensiones. La monumentalidad de las pirámides de Giza resulta asombrosa no sólo por su gigantesco tamaño, sino también por la forma en que están construidas, por los materiales utilizados, etc. Resulta espectacular cómo están distribuidas las cámaras en los interiores, sobre todo en la de Keops, que es la que posee mayores dimensiones, y además los revestimientos exteriores en piedra pulida, muy diferentes a la apariencia rústica que presentan en la actualidad.

Para los medios humanos, tecnológicos y arquitectónicos de la época, las pirámides son, sin duda, manifestaciones artísticas monumentales. Ellas son construcciones de carácter funerario, y las de Giza, sin duda su ejemplo más representativo, constituyen el estadio más perfecto de una evolución histórica madurada lentamente con el transcurso de los siglos.

LA CONSTRUCCIÓN DE LAS PIRÁMIDES.
La construcción de las pirámides fue todo un reto para los egipcios; sin embargo, los arquitectos lograron resolverlo mediante tecnologías y recursos muy primarios, propios de una cultura que disponía de un repertorio muy reducido de herramientas, siendo la dificultad mayor elevar los grandes bloques de piedra hasta alturas superiores a los 100 metros.

EL LUGAR.
Las pirámides debían levantarse siempre en la orilla occidental del Nilo, dado que este era el territorio de los difuntos, en una zona ligeramente elevada próxima a la orilla, para facilitar el transporte de los materiales por el río.

Construida la plataforma de asentamiento, se procedía a la medición de los lados de la base y a su orientación exacta, labor en la que con toda probabilidad participaban representantes de las castas sacerdotales y, tal vez, el propio soberano.

LOS MATERIALES.
Se utilizaban dos tipos diferentes de materiales: para el núcleo de la construcción, piedras extraídas de canteras próximas al lugar elegido; y para la realización de elementos singulares, como los revestimientos exteriores, las cámaras interiores, etc., piedras de mayor calidad, procedentes en algunos casos, de canteras muy lejanas.

EL PROCESO CONSTRUCTIVO.
El transporte de los materiales, desde la orilla del río, hasta la base de la construcción, se realizaba mediante técnicas muy primitivas; haciéndolo tal vez por medio de rodillos que se desplazaban sobre pistas empedradas. Los bloques de piedra eran cuidadosamente tallados y desbastados dado que se exigía una gran calidad de acabado. La elevación de los bloques y las cubiertas se resolvía por medio de una rampa perpendicular a una de las caras de la pirámide que se estaba construyendo.

EL COMPLEJO DE ZOSER, LA PRIMER PIRÁMIDE.
El complejo funerario del rey Zoser (quien gobernó en la III dinastía, 2690 - 2670 a.C.), se encuentra en Saqqara y representa el primer intento de expresar en conjunto las tradiciones arquitectónicas y rituales que provienen del Alto y del Bajo Egipto. Lo construyó el arquitecto - médico - sacerdote Imhotep, luego divinizado.



Al complejo lo rodea una larga muralla de 10 m de altura, que presenta entrantes y salientes continuamente en todo su recorrido; definiendo un recinto de planta en forma de rectángulo, que mide 540 x 278 m, orientado con gran precisión en dirección norte - sur. Sin duda, es la construcción arquitectónica en piedra labrada más antigua del mundo.

En el centro del conjunto se sitúa la monumental tumba del rey en forma de una gran pirámide escalonada que está rodeada por capillas, edificios de culto y patios procesionales de piedra. Es éste un escenario creado para perpetuar eternamente el culto al rey como mediador entre el mundo humano y el divino: es, por lo tanto, una representación de lo que era el Egipto Antiguo y su sociedad.

El complejo consta de: a) un muro perimetral o muralla, b) una entrada, c) una tumba o sepultura sur, d) la pirámide escalonada, e) un patio de ceremonias, f) una "Casa sur", g) una "Casa norte", h) un templo, i) un Altar, j) un gran patio, k) el recinto del complejo, y por último l) la cámara funeraria que se encuentra dentro de la pirámide.

LA GRAN PIRÁMIDE DEL REY ZOSER.
La pirámide escalonada situada en el centro del recinto es panteón y palacio real para el más allá; y a su vez, su forma escalonada constituye una representación de la sociedad egipcia con el rey en la cúspide, la corte, los funcionarios, la administración del Estado, los artesanos y los habitantes del país.

El Gran Conjunto de Giza: Kheops, Khefrén y Micerino

Este conjunto arquitectónico representa en su construcción la estética, la monumentalidad, la técnica constructiva y el rito funerario, así como también los avances científicos logrados, sobre todo en matemáticas y astronomía. Estas tres pirámides resistieron el paso del tiempo, y son sin duda, la imagen misma del Egipto faraónico.

LA GRAN PIRÁMIDE DE KHEOPS.
El faraón Kheops (IV dinastía, 2604 - 2581) fue hijo y sucesor del faraón Snofru (IV dinastía, 2639 - 2604). Kheops mandó construir esta colosal pirámide, para lo cual, probablemente fue necesaria la mano de obra de todo Egipto, tardándose casi 20 años para terminarla. Fue saqueada hace ya mucho tiempo.

El significado de esta pirámide tiene una estrecha relación con las creencias religiosas y la vida después de la muerte: el faraón ascendía por la pirámide hacia el cielo para juntarse con el sol, el principio de la vida para los más antiguos.

La pirámide por dentro consta de: a) un pasaje interno, b) la gran galería, c) el sitio donde se encuentra la segunda cámara sepulcral, d) el lugar donde se encontraba el sarcófago, e) un pasaje de acceso a la tumba, f) un pasadizo secreto, g) diferentes pasajes internos y h) un ingreso a la fachada norte de la pirámide.

Las pequeñas pirámides que se encuentran cerca de la misma eran para las esposas del faraón, y las otras tumbas, para el resto de la familia.

EL CONJUNTO DE KHEFRÉN: LA GRAN PIRÁMIDE Y LA ESFINGE.
El faraón Khefrén (IV dinastía, 2572 - 2546) fue uno de los hijos menores de Kheops. Tras la muerte repentina de su hermano, asumió el reinado de Egipto, y por su condición de faraón tuvo derecho a ordenar inmediatamente que se comenzase a construir su pirámide. Ésta se construyó con todos los elementos característicos:



EL TEMPLO DEL VALLE: tiene una entrada de dos puertas con una esfinge a cada lado; un vestíbulo de forma rectangular desde donde nace un corredor que lleva al templo; y el templo en forma de T invertida, con soportes de base cuadrada sin decoración y estatuas del rey adosadas a los muros.

CAMINO ASCENDENTE: sus dimensiones son de medio kilómetro de largo y cuatro metros y medio de ancho.

TEMPLO DE LA PIRÁMIDE: posee una entrada, un vestíbulo, dos salas hipóstilas (con columnas), un patio porticado, y dependencias privadas.

PIRÁMIDE: con esta construcción, Kefrén quiso competir con su padre, erigiendo una pirámide más grande. Para conseguirlo, la ubicó en un lugar más elevado, y le dio una mayor pendiente a sus lados, aún así no consiguió su propósito. En su interior, sólo se construyó una cámara funeraria muy amplia con techo a dos aguas.

ESFINGE: se sitúa al lado del Templo Bajo, y su nombre árabe Abu el - Haul (padre del terror) anticipa su aspecto feroz y monumental. Esta maravillosa construcción lleva la cara del faraón y el cuerpo de un león.

LA PIRÁMIDE DE MICERINO.
El faraón Micerino (IV dinastía, 2539 - 2511) ordenó construir una pequeña pirámide situada al sudoeste de la gran pirámide de Keops; es la menor de las tres pirámides.

Posee dos cámaras funerarias subterráneas, y su exterior se realizó con piedras de puna y granito.

Parece ser que en algún momento se realizó una ampliación de la misma; y por lo tanto su aspecto actual es diferente al que tenía cuando la construyeron. En sus orígenes estaba acompañada por dos templos y un camino ascendente, y por tres pequeñas pirámides que no llegaron a terminarse. Su importancia también es por el hallazgo de numerosas estatuas del monarca y de las divinidades.

Bibliografía


  • "ARQUITECTURA EGIPCIA", 1ª Edición, Jesús Araújo, Editorial Parramón S.A., Barcelona, 2000.
  • "ARQUITECTURA EGIPCIA", Enciclopedia Microsoft Encarta 98.
  • "ARTE EGIPCIO", 1ªEdición, Jesús Araújo, Editorial Parramón S.A., Barcelona, 1999.
  • "EGIPTO. EL MUNDO DE LOS FARAONES", Regine Schulz - Matthias Seidel - colaboradores, Editorial Könemann, Italia, 1997.
  • "ENCICLOPEDIA DE ARQUEOLOGÍA", 1ª Edición, Mick Aston - Tim Taylor, Editorial El Ateneo, Italia, 1999.
  • "HISTORIA DE LA FORMA URBANA. DESDE SUS ORÍGENES HASTA LA REVOLUCIÓN INDUSTRIAL", 4º Edición, A.E.J. Morris, Editorial Gustavo Gill S.A., Barcelona, 1992.
  • "HISTORIA DEL MUNDO", 12ª Edición, José Pijoán, Editorial Salvat S.A., Zaragoza, 1979.
  • "LA CULTURA DEL ANTIGUO EGIPTO", 1ª Edición, Quantum Books L.T.D. - Rebecca Kingsley, Editorial Edimat Libros S.A., Madrid.
  • "LOS FARAONES. LA ALTA SOCIEDAD IMPERIAL". Lionel Casson, Editorial Folio S.A., Barcelona, 1999.
  • "MINIGUÍA DEL ANTIGUO EGIPTO", 1ª Edición, Scott Steedman, Editorial Molino, Barcelona, 1996.
  • "THE GREAT PYRAMID AT GIZA", www.geocities.com/athens/delphi/3499/page1.htm, 1999.
  • "THE SPHINX", www.geocities.com/athens/delphi/3499/page1.htm, 1999.