cabecera

ESTUDIO DEL ANTIGUO EGIPTO EN CHILE













Por Gerardo de León



Su importancia en el nacimiento del método experimental




INTRODUCCIÓN
LA MEDICINA – ORÍGENES
LOS MÉDICOS
LOS CENTROS DE SALUD
LA ENFERMEDAD Y SUS CAUSAS
EXAMEN CLÍNICO
MÉTODOS TERAPÉUTICOS
MÉTODOS QUIRÚRGICOS
CONCLUSIONES


INTRODUCCIÓN

 

El antiguo Egipto, con su cultura, religión y arquitectura, nos ha legado a toda la humanidad un magnífico tesoro que no acabamos de conocer aún y que no termina de fascinarnos cuanto más vamos conociéndolo. Tal es así que cuando dirigimos nuestra atención hacia esta maravillosa civilización milenaria, caemos presa de la fascinación, como si sobre nosotros se hubiese realizado uno de los tantos encantamientos acostumbrados .

Tal vez haya sido este efecto seductor, excitante y místico que el Egipto faraónico ejerce sobre el que lo observa, lo que al mismo tiempo haya opacado e impedido resaltar la otra cara , para nada menos importante de esta magnífica cultura, el pensamiento científico, en sus diferentes manifestaciones, las ciencias exactas y las experimentales.

Si bien fue preponderante el pensamiento mágico, (el que no dejamos de reconocer ), en todo lo referente a las ciencias incipientes como las ciencias médicas, de ninguna manera (como a veces se deja entender en algunas publicaciones) fue esa la única, ni la más importante forma de “sanación” que se aplicó en la medicina del antiguo Egipto.

Los papiros y bajorrelieves encontrados nos indican que por lo menos en el siglo XXVII AC. ya estaba instaurado el pensamiento científico, más exactamente el método experimental en medicina, con diferencias con el actual, lógicamente debido a las barreras que la propia tecnología impone. Debemos revalorizar el magnífico trabajo que se hacía en aquellos tiempos e ir más allá y ver su capacidad y dedicación a la tarea.

De modo que la medicina del Antiguo Egipto, lejos de ser más que nada encantamientos, estaba encarada también con un método científico, (del cual Hipócrates tomó algunas técnicas) orientada hacia toda la población sin diferencias de clases y con un esmerado código de ética que quedó plasmado en la inscripción de la tumba de Nenkh-Sekhmet, jefe de los médicos de la quinta dinastía:

“ Nunca hice nada malo a otra persona.” (1)


LA MEDICINA – ORÍGENES


Algún tipo de medicina era practicada desde tiempos prehistóricos. El uso de malaquita para lesiones de los ojos queda demostrado en una pintura del período Badariense, alrededor del 4000 AC; el mismo uso se le daba a la piedra galena en tiempos predinásticos.

En los tiempos clásicos los egipcios gozaban de gran reputación por sus conocimientos médicos. Ciertamente la “sabiduría de los egipcios” es una cosa proverbial y aún cuando no eran inclinados a la filosofía verdadera y el pensamiento abstracto, no hay duda que era un pueblo altamente dotado, con una gran capacidad para las realizaciones prácticas.

Ya no se puede poner razonablemente en duda que los cimientos de la ciencia médica se asentaron en el Egipto hace más de cincuenta siglos. Aún cuando muchos escritores modernos dan crédito a los egipcios por poseer un conocimiento médico de alcances profundos, otros han negado estos títulos casi hasta el punto de afirmar la no existencia de semejantes conocimientos. Pero la verdad yace siempre entre estos dos extremos, y, en verdad, una nación que ha desarrollado un conocimiento y habilidad suficientes para planear y llevar a cabo hazañas de arquitectura e ingeniería en época tan temprana como el cuarto milenio A.C., y cuyos conocimientos matemáticos aunque de finalidades enteramente prácticas, llevaban implícitos los principios de la capacidad cúbica, ángulos, notación fraccionaria y raíces cúbicas, deba haberse hallado muy por delante de sus contemporáneos en capacidad intelectual.(6)

En cuanto a la inmensa mayoría de los documentos médicos encontrados pertenecerían a la historia de la magia lo que en este tema no nos interesa, ya que no contienen nada que podamos catalogar con valor científico, o científico experimental, como si se podrían considerar los trabajos de la colección hipocrática. Pero un grupo de árabes encontró el 10 de enero de 1862 unos rollos de papiro entre los pies de la estatua de Anubis en Letópolis. Un papiro consistía en temas matemáticos (papiro de Rhind), junto a él se encontraba otro rollo de 5 metros de largo que contenía temas de medicina, el asombroso papiro de Edwin- Smith. También se encontró junto a ellos un fragmento de escritura hierático, que lleva el nombre de Tutmosis I. Son estos un grupo de documentos científicos que se remontan al período de los hicsos y al comienzo de la dinastía décimo-séptima o décimo-octava y al Imperio Nuevo (segunda mitad del segundo milenio) y colocan a la medicina antigua en el sitio de honor que le corresponde además de hacernos cambiar la visión que teníamos sobre la medicina y la sociedad de aquel entonces.

¿Pertenecen estos dos papiros el matemático y el médico al origen de las ciencias en el antiguo Egipto? ¿Señalan el surgimiento del pensamiento científico experimental?

Lo que podemos afirmar es si por casualidad no se hubiesen encontrado estos magníficos papiros en los que se describen (por ejemplo en el p. Smith ), unas 48 técnicas quirúrgicas, diagnósticos, pronósticos y planes de tratamiento, con un método y un rigor científico asombrosos para la época, entonces estaríamos obligados a pensar que la medicina de entonces estaba más cerca de los hechizos y la magia y muy alejada del método experimental. Pero gracias a los dioses de antiguo Egipto el descubrimiento del escondrijo del papiro de Smith cambia todo este concepto y pone a la medicina del segundo milenio AC del antiguo Egipto en el lugar de honor que le corresponde y nos hace tener una visión completamente diferente de la medicina y la sociedad de aquel entonces.(2)

¡Que equivocados estaríamos sino fuera por ese hallazgo maravilloso! ¡Que relativos son todos nuestros conocimientos y cuanto estará esperando ser descubierto en esta materia, que nos podría hacer cambiar lo que hoy creemos que pertenece originariamente a las otras culturas como la griega por ejemplo!

Las principales referencias respecto a este tema son los llamados papiros médicos ; los que se dividen en : tipo 1, de contenido científico médico y tipo 2, recetas y hechizos populares(6)



  • El papiro de Smith, (tipo 1 es el más importante del punto de vista científico -médico).
  • El papiro de Berlín (del museo de Berlín); 240 secciones y es similar al p. Ebers y Hearst. Casi todos son ritos de tipo popular salvo alguna receta médica. ( tipo 2)
  • El de Ebers en Leipzig (copiado en la época a comienzos de la dinastía XVIII pero es muy anterior). Hace referencia al rey Den de la primera dinastía (3200 AC). Su contenido es médico- mágico. En el reverso contiene un calendario de importancia para los problemas de la cronología egipcia.
  • El de Hearst de la Universidad de California.( 250 recetas ), de la dinastía XVIII. Su contenido es muy similar al papiro Ebers.
  • El de Londres, este último del siglo XVIII AC. (Museo Británico num.10059). Está muy mal escrito y es un conjunto se recetas mágicas que no se pueden comparar con los verdaderos papiros médicos.( tipo 2)
  • El papiro más antiguo descubierto del tema por ahora es el ”Kahum Gynecology Papyrus” fechado antes de 1825 AC durante el reinado de Amnemhat III. Describe método de diagnósticos de embarazo, sexo del feto, palpaciones, enfermedades de la mujer, drogas, pastas vaginales, etc. ( tipo 1)
  • El papiro de Chester-Beatty (Museo Británico núm. 10686) es de la dinastía XIX y tiene 2 tipos de textos, el anverso recetas y remedios para afecciones del recto y del ano, y pudiera casi ser llamado un tratado temprano de protocología. El reverso es está lleno de hechizos y encantamientos.
  • Los papiros Chester-Beatty número 10,15 18 con numeración 10690, 10695 y 10698 del Museo Británico contienen recetas médico mágicas las que pertenecen al grupo 2 (sin valor científico médico).
  • Otros documentos varios que contienen alguna receta aislada, etc. (Museos Vaticano, Paris, Turín, Berlín, Leiden).
  • Documentos posteriores a la época faraónica. Dentro de ellos tenemos :
  • • El papiro mágico de Londres-Leiden del siglo III de nuestra era. ( grupo 2)
  • • El papiro copto de Mashaykh del siglo IX o X de nuestra era. Su confección es similar a los faraónicos pero se ha infiltrado la escritura griega y arábiga, del mismo modo que a otros muchos documentos que últimamente se han encontrado. (6)

De todos los papiros encontrados es el de Smith,(más antiguo que el p. Ebers del siglo XVII AC) el único que reviste un carácter verdaderamente científico. Es tan positivo en su primera parte dentro de su género como lo es el de Rhind en matemática. Los demás papiros son recopilaciones de recetas sin continuidad y de prescripciones bastante confusas.(2)(9).

Este Papiro Quirúrgico de Edwin Smith se limitaba a describir heridas, fracturas, dislocaciones y a describir el tratamiento correspondiente.(13).

De los datos reunidos por Manetón resultan que Teta, segundo monarca de la dinastía I (3200 AC) escribió un tratado de anatomía y era muy hábil en la fabricación de sustancias farmacológicas. (4)

Ahondando más en lo orígenes, sabemos que una inscripción mortuoria de mediados del siglo XXVII cuenta que el arquitecto mayor del faraón Nefer-Ka-Ra cayó mal herido por lo cual el faraón hizo llevar todas las escrituras médicas y llamó a todo el protomedicato. O sea que ya a principios del tercer milenio existían papiros médicos que lamentablemente no se han encontrado. (2)

Una sección del papiro de Berlín nos informa que fue encontrado en un cofre junto con otros muy antiguos, en los tiempos de ya difunto rey Usephais; después de su muerte fue llevado ante el rey Seney ya fallecido. Esto haría remontar las fuentes originales de la medicina egipcia a la primera dinastía. (2).


LOS MÉDICOS


La racionalización de la medicina nunca fue del todo completa, médicos y hechiceros vivieron siempre en buena armonía.(2)(7).

Como Thot se había revelado a los hombres como el primer hechicero, instituyó para ellos el primer médico y el primer cirujano. (1)

Sin embargo algunos templos fueron erectos a médicos célebres como Imhotep, el médico y visir del Faraón Zoser de la tercera dinastía . Era astrónomo, arquitecto y constructor de la pirámide escalonada de Saqqara. Se lo adoraba como dios de la salud y de la medicina. Los griegos posteriormente lo identificaron con su dios humanizado Esculapio.

Hesyre fue el médico más antiguo conocido en la historia; era jefe de dentistas y médicos del tiempo de Zoser ( 2700 –2625). Pesehet fue la mujer médico más antigua del mundo, del tiempo de las pirámides (V dinastía). Estaba titulada como “Dama supervisora de las mujeres médicos”.(3)

Se dice en la Odisea que los médicos de Egipto eran más hábiles que ningunos otros, y Herodoto menciona varias veces a los que ejercen la medicina en el Antiguo Egipto, cada uno de los cuales afirma es un especialista que se dedica al estudio de una rama determinada. (6). El mismo autor relata que Ciro envió a buscar a Egipto a un oculista y que Darío opinaba que los Egipcios gozaban de la más alta reputación por sus capacidades médicas.(6)

La medicina no estaba practicada por médicos brujos como en las tribus primitivas de la época, sino que había logrado un nivel de “técnicos“ acorde con una civilización que avanzaba a ritmos acelerados. Los conocimientos se transmitían de padres a hijos y si bien no existían escuelas de medicina, existían las “Casas De Vida” donde ellos hacían un tiempo de práctica de todo tipo de medicina y magia, donde completaban las enseñanzas de sus padres.



Luego de haber pasado por allí podían reclamar un cargo ya que los médicos eran empleados del estado.(1)

Los médicos eran de tres tipos: -a)-SWNW> (sunu) que era el médico laico, no experto., por encima de él estaba el supervisor de médicos (imy-r-swnw), por encima el jefe de médicos (wr swnw) ,y por encima el supervisor de médicos del Alto y Bajo Egipto. También pueden ser nombrados como “sinu “ en lugar de “sunu”.(13)y (3)

b) Los médicos hechiceros o mágicos llamados “sau”. Entre los “swnw” y los “ sau “ se encontraban los sacerdotes de Sekhmet (una diosa leona), adorada en Memphis como una criatura encargada del castigo de los pecados, quien podía infligir enfermedad y muerte. Sus sacerdotes eran una especie de curanderos capacitados que curaban con hierbas y medicamentos; no tenían el rango de swnw. (3) (5)(13). Estos últimos recibían el nombre de “uab- sekhmet “ (13). Los tres tipos de médicos coexistían en perfecta armonía y cada uno tenía su campo de trabajo.

c)-No había nombre específico para determinar a los diferentes tipos cirujanos .De cualquier manera las especialidades llegaron a tal extremo que existieron especialistas de boca, estómago,vista, dientes ..etc Podemos nombrar algunos por ejemplo los oculistas eran los “sinu irti“; los gastroenterólogos “sinu khet” y los dentistas “sinu ibhi.(13)

Tal era el grado de especialización que el título de “Encargado del ano del Faraón “ fue otorgado a un hombre a quien se le honró por darle un enema al Faraón.(3)

Los conocimientos anatómicos no eran muy destacados, como nos inclinaríamos a pensar, por el tema de la momificación. Comparando con otras civilizaciones de la época que quemaban a sus muertos, eran superiores, pero no olvidemos que la momificación no la realizaban los médicos, sino los embalsamadores que eran considerados de clase inferior por el mismo hecho de tratar con el cadáver. De ahí que los médicos tuviesen una vaga idea sobre los órganos y sus interrelaciones.(2)

De cualquier forma conocían bien la anatomía del cráneo, cerebro, meninges, líquido céfalo-raquídeo y el corazón. Conocían bastante bien por lo menos algunos efectos de la circulación sanguínea (P. de Smith) y dominaban el pulso; pero no distinguían entre venas y arterias, nervios, tendones y a los pulmones y riñones aparentemente los desconocían o no les adjudicaban una función, de ahí que en base a estas carencias cognocitivas es que decimos que no dominaban la fisiología de nuestro organismo.(3)(7).

Esto debemos aclararlo, no dominaban la fisiología del aparato circulatorio desde el momento en que ellos consideraban al corazón como el centro del organismo y el órgano más importante del cuerpo, donde se asentaban las emociones y la inteligencia. ( no daban ninguna importancia al cerebro).Su presencia en el cuerpo era tan importante que en la momificación se conservaba junto con los grandes vasos, cuando todas las demás vísceras eran extraídas.(6)(7).


LOS CENTROS DE SALUD


Desde la primera dinastía existían “casas de vida” o “per-ankh”. La más famosa por su excelente reputación internacional era la de Imhothep en Memphis., particularmente ganada por su biblioteca. Otro importante era el de Abydos. Estos centros aparte de ser centros de enseñanza médica, allí se escribían importantes libros como por ejemplo, el más antiguo conocido, el “Práctica Médica “ y “Libro de Anatomía”, lamentablemente ambos perdidos. A estos centros concurrían los faraones a informarse y escribir .(3) (1)


LA ENFERMEDAD Y SUS CAUSAS


Las enfermedades que padecían los egipcios de entonces eran muy similares a las actuales, y para ellos la ciencia era siempre externa y solo se interesaban por los síntomas fácilmente detectables por la vista o el tacto. No reconocían si una enfermedad se manifestaba clínicamente en dos puntos distintos del cuerpo, y la calificaban como dos enfermedades distintas. Pero de cualquier manera lograban identificar los signos y síntomas específicos de las enfermedades más comunes gracias a su capacidad de observación y a su esmerada dedicación.(2)

Se pensaba que el cuerpo había nacido en un estado de completa salud y que no se enfermaría si no fuera por influencias externas. Cuando las causas eran parásitos intestinales o heridas, como el agente causal era visible el tratamiento conllevaría a un tratamiento más o menos racional. Ahora si sucedía que la causa era interna por ejemplo microbiana, cancerosa, o cualquier otra patología no visible, la causa se le atribuía a fuerzas ocultas causada por deidades maléficas, a un castigo divino o a procedimientos mágicos. El médico estaba obligado a neutralizar estos daños o maleficios antes de comenzar el tratamiento.(7)

La vida era viento o espíritus vitales que penetraban por el oído derecho y la nariz, iban al corazón y luego por las venas se distribuían a todo el organismo. El corazón (Laiti) atraía los vientos y los repartía, ya que era el “comienzo de todos los miembros“ y cualquiera que fuese la dolencia, piernas, nuca, brazos, etc., la mano del médico siempre caía en el corazón y sentía el latir.

Los navíos (cavidades de aire) se hinchaban y trabajaban bien si la influencia era de buenos alientos, pero se obstruían y recalentaban si la influencia era maligna. Cuando llegaba la muerte era porque “los espíritus vitales se retiraban junto con el alma”, la muerte venía por falta de “alientos”.(1)


EXAMEN CLÍNICO


El primer tratado que aparece en el libro del corazón del papiro Ebers, lleva como título “comienzo del secreto de los médicos”. El proceso del examen seguía los pasos del actual. El INTERROGATORIO del paciente era el primer paso que ellos hacían como así lo indica como primer paso el papiro de Smith. Luego se seguía con la inspección, palpación, percusión, diagnostico, pronóstico y tratamientos indicados.(6)

INSPECCIÓN—de los ojos, la piel, la boca, color y forma etc del órgano afectado. Además de esto se inspeccionaba la orina, sangre, heces y esputo.(2)

PALPACIÓN--- del pulso, del abdomen, de las fracturas ( crepitación) y de los tumores. En este último caso lograban diferenciarlo bien, por ejemplo en un aneurisma, lo describían así:”...un tumor semi-esferoidal de un vaso, el cual aumentaba de volumen bajo los dedos en cada pulsación. Cesa de latir si un experto presiona con el dedo en la dirección de la corriente.” Habilidad que se verifica actualmente.(2)

Las hernias inguinales las describían como tumores encima de los genitales, los que aparecían al toser y podían ser curados por calor seco. Ese impulso de la hernia al toser es el primer signo de su manifestación, como se estudia en la actualidad. La aplicación de calor es uno de los métodos para reducir una hernia estrangulada.(2)

PERCUSIÓN----lo practicaban con rigurosidad:...”y examiné su abdomen y golpeé con el dedo”...”pon la mano sobre el paciente y da un suave golpe...” (2)

DIAGNÓSTICO--- El papiro de Smith relata un test de diagnóstico :..”dígale al paciente que mire hacia este hombro, luego hacia el pecho y luego para abajo y para arriba. Si no es capaz de hacer esto es porque tiene una dislocación de las vértebras de la nuca”.(2)

DIAGNÓSTICO DE FERTILIDAD: Se hacía introduciendo un diente de ajo en la vagina y se lo hacía llegar al útero y allí se lo mantenía por toda una noche. Si al otro día la paciente sentía gusto u olor al ajo en su boca, era porque era fértil, de lo contrario nunca podría tener un hijo. Esto se basa en la obstrucción o no de las trompas de Falopio. Sabían de las interconexiones existentes en el interior del organismo, pero no tenían idea de cómo funcionaban. Se basaban en las experiencias repetidas a lo largo de cientos de años y así se instalaba un método de diagnóstico. En este caso la fenolftaleína que se inyecta en el útero aparecería en la orina basándonos en el mismo principio. (Test de Speck).(3)

DETERMINACIÓN DEL SEXO DEL FETO: Este método se basa en que la orina de la embarazada germinaba cereales más rápido que la orina de una mujer no embarazada. Si era de sexo femenino, se germinaba más rápido la cebada; en cambio si era varón se germinaba más rápidamente el trigo.(3)

Los papiros relatan mucha información pero para este ensayo es suficiente.


MÉTODOS TERAPÉUTICOS


Consistían en tres tipos de terapias que generalmente se combinaban en mayor o menor proporción según la enfermedad y según el médico tratante.(1):

A) Fórmulas mágicas, hechizos y encantamientos, sobre los que no nos extenderemos. Generalmente se basaban en los rituales del libro de los muertos y en recetas populares.(7)

B) Farmacopea –terapias medicamentosas y sus derivaciones.

C) Métodos quirúrgicos.

La farmacopea utilizada fue extensa y no corresponde a este trabajo más que mencionar uno o dos productos utilizados a modo de ejemplos. Conviene distinguir dos tipos de productos, los derivados de los conjuros u hechizos de los libros de magia que se fueron pasando de generación en generación, la farmacopea excremencial (Dreckapotheke) y los que fueron surgiendo de la idea y experiencia del propio médico que fue observando las reacciones del organismo ante determinadas causas y ante determinados productos.(6)

Por ejemplo solamente un hechicero podría recomendar los excrementos de cocodrilo para curar las cataratas o también aguas sucias de un lavandero para curar los ojos y los dolores de la nuca. Del mismo modo se recomendaban fumigaciones de excremento de hipopótamo para lesiones vaginales.(1)

Los otros tipos de medicamentos mencionados como por ejemplo, para hacer dormir un niño era una receta de un hongo acompañado de granos de adormidera. Dentro de este género tenemos toda clase de medicación en base a plantas, campo sumamente extenso al cual no nos referiremos. Solamente mencionaremos algunos medicamentos como son goma de acacia, vino de dátiles, turpentina. (1)

El medio de administración de las dosis líquidas consistía generalmente en agua, leche cerveza, miel, o vino. Para los emolientes y ungüentos, la base era la miel, y grasas de diversos tipos de animales; se hacía uso frecuente de la grasa de pato.(6). Las medicinas secas se aplastaban o molían, algunas se hervían o enfriaban según el caso. Los medicamentos de uso externo se aplicaban mediante empastos, friegas o vendajes.(6)

Por cuestiones de orden ubicaremos aquí otro tipo de terapia que no es quirúrgica ni medicamentosa, ni mágica propiamente. Me refiero a las enfermedades psíquicas donde el enfermo era llevado a un lugar (generalmente un templo), “casa de vida” donde entre algún opiáceo, cánticos y algún hechizo se le procuraba el sueño y el aislamiento necesario en esos casos.


MÉTODOS QUIRÚRGICOS


El papiro de Smith muestra la sutura de heridas no infectadas con aguja e hilo. Carne fresca se aplicaba el primer día, luego se colocaban consecuentemente hierbas frescas astringentes, miel y manteca o pan mohoso. La carne fresca es conocida por su efecto anticoagulante. La miel es un potente higroscópico (absorbe agua) y estimula la formación de glóbulos blancos, primera barrera defensiva del organismo. La aplicación de pan con moho fue practicado en Europa desde el Renacimiento y recordemos que Fleming descubrió la penicilina del hongo Penicilum que se formaba en el pan mohoso.(3)

Al menos 39 momias con cáncer han sido identificadas y dentro de ellas varias con cáncer de útero. En el papiro de Ebers: “... una por una en las que se está comiendo su útero, en las que en su vagina habían aparecido úlceras.”(6).

Traqueotomía--- Dos esculturas de la primera dinastía (3200AC) de la época de los reyes Aha y Djer (2º y 3º rey) muestran que una persona le está introduciendo un instrumento filoso en la garganta a otra que está sentada.

Abcesos---El papiro Ebers describe ”Instrucciones para una hinchazón de pus ...una enfermedad que yo trataré con cuchillo. Si algo queda en la bolsa, esto se repite.” Concepto este fundamental en cirugía.

Hemorroides y prolapso rectal --- Eran tratados con medicación, supositorios laxativos y enemas. Cuando existía sensación de “quemazón” se usaba una mezcla de leche materna que ha parido un varón, goma acacia y pelo de carnero. Todo eso mezclado como pasta se ungía en la zona afectada.(3)

Obstrucciones intestinales --- eran tratadas con enemas de extractos de determinadas plantas laxativas. (1)

Obstrucción de uretra--- eran dilatadas con cañas muy finitas o juncos. Este fue el primer procedimiento no quirúrgico (totalmente) usado en la historia ya que en la medicina moderna la primera intervención fue realizada en 1880 por Catgut Balloon.

Cauterizaciones--- se usaban varillas calentadas al rojo, lo que indica que claramente tenían el concepto de la cauterización como forma de cicatrizar heridas. A su vez para aliviar el dolor del paciente se le suministraban opiáceos. (3)

Como anestesia local --- usaban agua mezclada con vinagre vertida sobre la piedra menfita, resultando una formación de dióxido de carbono que tiene propiedades anestésicas. No estaban muy lejos de la crio-analgesia moderna. (3)

Fracturas y enfermedades de los huesos--- Múltiples esqueletos encontrados muestran fracturas, sobre todo de húmero, radio y tibia. La mayoría muestran signos de completa curación con buena formación del callo óseo, indicando que los huesos han sido llevados a la posición correcta mediante tracción, reducción y posterior fijación. Dos esqueletos muestran signos de amputaciones con los muñones óseos en perfecto estado de cicatrización lo que indica una exitosa cirugía.(3)(1)

En el caso de las lesiones de cráneo, se diferenciaban en dos tipos: las superficiales que afectaban solo piel y las profundas. Las últimas se subdividían en tres categorías: sd lesión que una parte del cráneo se desprendía hundiéndose en la masa encefálica; pshn fractura simple y thm perforación. Todas las demás lesiones eran variantes de estos tres tipos. El tratamiento simple, sin cirugía era similar al recomendado por Hipócrates posteriormente, con la única diferencia que los egipcios no practicaban la trepanación (13).

Se descubrió recientemente por científicos americanos un tornillo de 23 cm de largo atando músculos y huesos de ternero fijados a una momia del sexto siglo AC. No se pudo determinar si fue una maniobra quirúrgica o durante el embalsamamiento.

Odontología--- se encontraron reposición de piezas mediante puentes realizados con marfil tallado y alambres de oro y de plata con un éxito estético formidable. Muy superior a todo lo que en forma grotesca se realizó en la edad media y renacimiento en Europa. También se encuentran relatos de innumerables extracciones tratamientos de caries, cirugías mandibulares, como drenajes que se hacían a la altura del primer molar, las que no siempre podían curar el flemón mandibular existente.(6)

Un caso típico fue la lesión mandibular de Ramsés II.(1)(7)

Luxaciones... Una inscripción en la tumba de Ipujy un arquitecto de la decimonovena dinastía muestra al SWNW reduciendo una rodilla dislocada. El procedimiento es exactamente similar al de la técnica de Kocher.(3)

Así podríamos llenar páginas mencionando todo los procedimientos quirúrgicos y medicamentosos que los antiguos egipcios dominaban, el parto, los métodos anticonceptivos, los abortos, Fisioterapia, etc. Pero no interesa cansar con recetas o técnicas al lector.

Lo que si interesa recalcar es que tanto las recetas de la farmacopea como las técnicas quirúrgicas fueron copiadas textualmente por los griegos y así pasaron a la literatura médica de otros países. (6)


CONCLUSIONES


Ante todo esto nos preguntamos ¿Cuál fue el legado del antiguo Egipto a la medicina?

Podemos decir a ciencia cierta que la base de la medicina tanto del cercano Oriente como de Europa está en todo esto que hemos relatado. Las drogas hasta hoy bien conocidas como aceite de ricino, llantén, etc. fueron usadas por ellos desde sus orígenes y hasta la Colección Hipocrática fue en parte copiada de Egipto de donde han sacado toda una cantera de conocimientos para posteriormente organizar sus textos.

Además de esto, de los antiguos egipcios hemos recibido los primeros libros médicos, las primeras observaciones de anatomía humana y comparada; las primeras cirugías, los primeros entablillados; el primer vocabulario anatómico y médico el cual es muy extenso. La momificación ha permitido ver cual ha sido la evolución de enfermedades como la poliomielitis, tuberculosis y artritis entre otras. Pero fundamentalmente la momificación abrió el camino a la idea de abrir el cuerpo humano, hecho que durante dos siglos en Alejandría, con la dinastía Ptolemaica permitió con la disección no sólo a egipcios, sino a griegos, aprender lo que en su propio país estaba prohibido, para posteriormente volcarlo en la literatura griega.

Breasted llama la atención sobre dos expresiones que se encuentran en los papiros, el arte médico y el arte de los hechizos, con esto está diferenciando la aurora del pensamiento científico que comienza a tener conciencia de si mismo, desde el segundo milenio A. C.

La contribución inmensa de Egipto es haber instaurado una ciencia positiva y humana completamente técnica y cuya exactitud, cuya certeza, cuya memoria implícita de observación y de lógica servían de base para un desarrollo teórico y racional trascendente.

Para terminar, debemos reconocer que entonces el origen de la verdadera ciencia de la medicina estuvo aquí, si bien el conocimiento abstracto no fue lo que caracterizó al egipcio, sí lo fue la capacidad de experimentar, de observar, su rigurosidad fue la que dio origen al naciente método experimental para su posterior desarrollo y difusión por el mundo.




BIBLIOGRAFÍA



  • Taton.- La Science Antique et Médiévale .Paris. Presse Universitaires de France.
  • Rey, A.- La ciencia oriental antes de los griegos. México. Unión Tipográfica Editorial. 1959.
  • Sameh M. Arab. MD- Medicine in Ancient Egypt. Alejandría . Egypt.98
    http//:www.arabworldbooks.com/articles8.htm.
  • Enciclopedia Universal Ilustrada Europea Americana Tomo XXXV
  • Antiqua Medicina .- The Alexandrian School
    http:/www.med.virginia.cdu/hs-Library/ historical/antiqua/stexta.htm
  • Warren Dawson. -El Legado de Egipto. Universidad de Oxford. Madrid. Edit.S:R:K Glanville y ediciones Pegaso.1944.
  • Gaston Maspéro- Au Temps De Ramsès et d’Assourbanipal. Paris. Libraire Hachette et Cie.1910.
  • Sir William Tarn - Hellenistic Civilisation. University. Papers Backs. Methuen. London 1951.
  • J.H. Breasted. El papiro Quirúrgico de Edwin Smith. Chicago.1930
  • Ghaliounguip- La Medicina en el Egipto Faraónico. Historia Universal de la Medicina. Ed. y dir. P.Lian Entralgo; Tomo I. Era Pre-Técnica.Salvat EDSA. Barcelona.
  • Lara Peinado.F. Ed . Libro de los Muertos. Madrid . 2da. Ed. Tecnos SA 1993.
  • John A. Wilson. La Civiltà Dell ‘Antico Egitto.
  • Juan José Castillos - El Egipto Faraónico. Montevideo. Ediciones MAAT. 1996.
  • Aldred, Cyril.-The Egyptians.London. Edit.Dr . Glyn Daniel 1961.
  • Doyen L. Balout- La Momie de Ramsès II au Musée de l´Homme. Paris. Edit R. Aude. 1978