cabecera

ESTUDIO DEL ANTIGUO EGIPTO EN CHILE













: Padres de la Egiptología :

Jean François Champollion
(1790-1832 )



Jean François Champollion nació en Figéac, Francia, el 23 de Diciembre de 1790. Desde joven ya destacó sobre los demás niños de su edad: comenzó a hablar latín a los nueve años, hebreo a los trece, y árabe a los catorce. Hasta los ocho años estudió en Figeac, después se fue a vivir a Grenoble, con su hermano Jacques que le dio clases durante dos años, hasta que ingresó en el Liceo. Comenzó entonces su interés por el estudio de los jeroglíficos egipcios y gracias a su hermano Champollion-Figeac, consiguió una copia de las inscripciones de la piedra Rosetta, escritas en jeroglífico, griego y demótico (una forma abreviada de la escritura hierática). Comprendiendo que el descifrado de esta lengua olvidada por siglos pasaba por el estudio de las lenguas más próximas, se va a París en 1808 para estudiar, entre otras, el copto y el etíope. Se entrega tan a fondo al estudio de estas lenguas que, apenas un adolescente, consigue compilar un diccionario copto de 2000 páginas.

En esta época, con dieciséis años, escribe a su hermano:

« Yo me dedico completamente al copto. Quiero conocer el egipcio tanto como mi propia lengua materna, porque en esta lengua estará basado mi gran trabajo acerca de los papiros egipcios »

Champollion, 1807

El descifrado de los jeroglíficos es un arduo trabajo: iniciado antes de 1807, descubre en 1808 el principio de las ligaduras (reagrupación) de los signos. Empieza a trabajar entonces sobre las analogías halladas con uno de los dialectos coptos: la ausencia de vocales en la escritura egipcia.

Entre 1809 y 1821 fue profesor de historia en la facultad de Grenoble, y elegido miembro de la Academia. Se trasladó a París para estudiar manuscritos coptos en la biblioteca Imperial, y llegó a confeccionar una Gramática Copta y un Diccionario de la misma lengua. Entendía que el dominio de esta lengua era la base para descifrar la escritura jeroglífica.

En 1810 emite la idea de que los signos pueden ser ideogramas (expresando una idea) o fonogramas (expresando un sonido). En 1812 establece una cronología de escrituras: las cursivas eran una versión simple y posterior a los jeroglíficos.

En 1814 publica Egipto bajo los faraones , obra que es una descripción geográfica del país del Nilo y que puso los cimientos de su reputación. Tengamos en cuenta que, para redactarla, no contó con más base que algunas citas bíblicas, textos latinos, árabes y hebreos bastante mutilados y comparaciones con el copto, lengua que todavía hablaban los egipcios cristianos del siglo XVIII.

En 1816 tiene que interrumpir sus investigaciones al ser exiliado a Figeac debido a sus inclinaciones bonapartistas. Desarrollará, con su hermano Jacques, un sistema de enseñanza primaria basada en el monitoreado. Vuelve a Grenoble en 1817 y se casa con Rosine Blanc, hija de un abogado y hermana de la esposa de su hermano.


La piedra Rosetta


Nombrado profesor adjunto de historia, prosigue el estudio de los jeroglíficos. En 1819 deduce, tras el estudio de los papiros del Libro de los Muertos que la escritura hierática es una simplificación de los jeroglíficos. A partir de 1821 inicia sus trabajos para descifrar los caracteres de los jeroglíficos de la piedra Rosetta, que está escrita en griego, demótico y jeroglíficos egipcios. Este estudio de la piedra Rosetta le permite descifrar los primeros cartuchos reales del mismo Ptolomeo V escritos sobre ella y, posteriormente, los de Cleopatra hallados sobre la base de un obelisco y sobre un papiro bilingüe (griego y jeroglífico); a partir de este hallazgo fundamental establece una pauta para la interpretación jeroglífica. Obtiene de este modo el valor alfabético de doce signos. El 27 de septiembre de 1822 escribe la Carta a Mr. Dacier sobre el alfabeto de los jeroglíficos fonéticos (Lettre à M. Dacier relative à des hiéroglyphes phonétiques), a través de la cual da a conocer parte de su descubrimiento acerca del desciframiento de los jeroglíficos.



« Es un sistema complejo, una escritura que es, al mismo tiempo, figurativa, simbólica y fonética, expresada en un mismo texto, en una misma frase, yo diría casi en una misma palabra »
Champollion, 1822


Faltan todavía dos años para que Champollion publique su Resumen del sistema jeroglífico de los antiguos egipcios (Précis du système hiéroglyphique des anciens égyptiens), y abra las puertas a la egiptología científica. Sus descubrimientos suscitan muchas controversias y críticas por parte de sus contemporáneos, especialmente las de su anciano profesor, Silvestre de Sacy.

En 1826, es nombrado conservador oficial de las colecciones egipcias del museo del Louvre. Convence al rey Luis XVIII de Francia de la conveniencia de comprar la colección del cónsul inglés en Egipto, Henry Salt. Pidió una vez más la colaboración de Luis XVIII para comprar la colección de antigüedades reunidas por el cónsul de Francia en Egipto Bernardino Drovetti, depositada en Turín, el rey la encontró muy cara y rechazó la idea, esta primera colección consistía en más de mil piezas arqueológicas, pero años después a causa de la insistencia de Champollion, logra convencer a Carlos X de Francia, el cual lo autoriza a comprar la segunda drovettiana, que servirá más delante de base al Departamento de Antigüedades egipcias del Louvre. Realiza otras adquisiciones de mayor importancia, la más célebre la del obelisco de Luxor, que fue derribado en 1831 y erigido de nuevo en París, en la Plaza de la Concordia , en diciembre de 1833.


Misión Franco-Toscana


(Champollion durante la Misión Franco-Toscana de 1828)

De 1828 a 1830 realiza, por fin, su gran sueño: parte en una misión científica a Egipto y recoge numerosos datos y objetos. Confirma en el terreno sus descubrimientos, devuelve la voz a los monumentos del antiguo Egipto, originando a una nueva disciplina: la egiptología. Carlos X de Francia y el gran duque de Toscana, Leopoldo II, aceptaron financiar la expedición de doce miembros dirigida por Champollion y su primer discípulo: el orientalista Italiano, Ippolito Rosellini. Partirán del puerto de Tolón el 21 de julio de 1828, desembarcaran en Alejandría el 18 de agosto. En septiembre de 1828 al pasar por El Cairo, Champollion visita la mezquita donde se encuentra la estela que lleva inscrita el Decreto de Canopus, inmediatamente entiende la importancia ^.^ de este texto bilingüe que data del reinado de Ptolomeo III Evergetes para conseguir descifrar los jeroglíficos.

Pedirá ayuda al cónsul francés en Alejandría Bernardino Drovetti. Éste usará su influencia con el pachá otomano de Egipto Mehmet Ali y logrará añadir la estela en la lista de regalos del pachá al rey Carlos X de Francia, y tendrá como destino final la colección egipcia en el museo de Louvre. Desde Uadi Halfa, enviará su segunda carta Lettre à M. Dacier, en la cual responde a todos sus detractores sobre sus nuevos descubrimientos. Durante un tiempo vivió en la tumba de Ramsés IV. Se llevará consigo dos bajorrelieves de la tumba de Sethy I, uno acabará en Louvre y otro en el museo Egipcio de Florencia.

Su colección de dibujos y notas era inmensa, una buena parte serán publicadas en la serie de diez tomos Monumenti dell'Egitto e della Nubia, publicada por Rosellini. A su regreso de la expedición obtiene la cátedra de Arqueología Egipcia en el Collège de France, y es elegido como miembro de la Academia de las inscripciones y lenguas antiguas (L'Académie des Inscriptions et Belles-lettres).

Muere, en París, el 4 de marzo de 1832, de un ataque de apoplejía. Su funeral se llevó a cabo en la iglesia de Saint-Roch, en París, donde había aprendido copto. Conforme a sus últimos deseos, será enterrado en el cementerio del Père-Lachaise cerca de la tumba de Jean-Baptiste Joseph Fourier. Uno de los Liceos de Grenoble lleva su nombre en reconocimiento a su exhaustivo trabajo.

Hay una reproducción de la piedra Rosetta en Distrito de Figeac (Lot), la ciudad natal de Champollion, es obra del artista Joseph Kossuth, mide 11 x 8,5 m , es de granito negro traído desde Zimbabue cuyos tres peldaños llevan inscritos los textos en jeroglífico, demótico y griego, la plaza lleva el nombre de Place des écritures (plaza de las escrituras).



Carrera


  • Liceo de Grenoble
  • Estudio de las lenguas orientales en París
  • Profesor adjunto de historia en la Universidad de Grenoble
  • Conservador del museo egipcio del Louvre
  • Catedrático de Arqueología Egipcia en el Collège de France


Bibliografía


  • Manual de la escritura jeroglífica
  • 1822, Lettre à M. Dacier relative à l'alphabet des hiéroglyphes phonétiques Carta a Mr. Dacier, sobre el alfabeto de los sonidos fonéticos
  • 1824, Précis du système hiéroglyphique des anciens Égyptiens.
  • 1826, Lettres à M. le Duc de Blacas d'Aulps.
  • 1827, Notice descriptive des monuments égyptiens du Musée Charles X. Cartas de Egipto y de Nubia. Monumentos de Egipto y de Nubia
  • 1828, Précis du système hiéroglyphique des anciens Égyptiens ou Recherches sur les élémens premiers de cette écriture sacrée, sur leurs diverses combinaisons, et sur les rapports de ce système avec les autres méthodes graphiques égyptiennes.
  • 1836, Grammaire égyptienne (posthume) Gramática egipcia
  • 1841, Dictionnaire égyptien en écriture hiéroglyphique Diccionario egipcio en escritura jeroglífica


Casi todos ellos editados tras su fallecimiento.